Gorriones habilidosos

Artículo publicado en el Diario de Sevilla (Año 1999)

En Sevilla y en general para cualquier otra ciudad de Andalucía, las poblaciones mas importantes de aves suelen ser las palomas y los gorriones, hasta el punto que se podrían englobar como especies con el apellido de urbanitas.

El caso del gorrión es singularmente llamativo por las habilidades que ha desarrollado al amparo de la civilización.

Como todo el mundo sabe, tras la avalancha de fantásticos reportajes sobre fauna y flora con que nos ilustran las televisiones, son muchos los animales que se valen de diferentes útiles para conseguir su alimento, algunas aves cogen palitos con el pico para remover hormigueros o sacar miel de las colmenas, otros utilizan las púas de arboles espinosos para matar a sus presas, como ocurre con los alcaudones, y algunos se valen de piedras de variado tamaño para romper los huevos de otros animales y así poder comerlos, es el caso de los alimoches, pues bien, nuestros “passer domesticus” gorriones ciudadanos han conseguido superar a casi todos sus congéneres a la hora de valerse de herramientas para poder alimentarse mejor. El gorrión es una pequeña ave de pico recto y con plumaje gris o pardo del que contamos con cinco especies en Europa, suele ser sedentario y esta mas ligado al hombre que cualquier otra especie de ave; en el año 1850 se soltaron algunos ejemplares en el Central Park de Nueva York y hoy es una de las aves mas comunes de Norteamérica.

El caso es que nuestros gorriones al menos los sevillanos, han desarrollado una habilidad especial para poder comer los abundantes restos de pan duro que les proporcionan las personas amantes de los animales. Hemos comprobado en repetidas ocasiones como los gorriones ante el dilema de no poder triturar un trozo de pan muy duro y de un tamaño que hacia imposible su deglución, lo cogen con el pico y lo trasladan a una calle con abundante trafico, situándolo en la rodada de los vehículos mientras permanecen atentos en la acera, cuando las ruedas del coche desmenuzan el duro pan, acuden a comerse los trocitos. Es una autentica delicia comprobar como el gorrión va corrigiendo la posición del pan con sucesivos vuelos y empujones, hasta que la rueda lo destroza.

No nos cabe dura de que si como se dice el hambre agudiza la inteligencia, nuestros gorriones han pasado mucha hambre, a la vista de la habilidad alcanzada.

Anuncios

~ por camoyan en 7 diciembre 2009.

Una respuesta to “Gorriones habilidosos”

  1. Definitivamente…HERMOSO!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: