Lluvia en Otoño

Artículo publicado en el Diario de Sevilla (Año 1999)

Estos días de Otoño y comienzo del invierno son un autentico gozo para los sevillanos y en general para los amantes de la Naturaleza, sobre todo si como ha ocurrido recientemente, las famosas borrascas del Golfo de Cádiz riegan abundantemente la tierra y la Naturaleza… y la Naturaleza responde nada mas caer las primeras gotas, haciendo brotar infinidad de plantas en lugares que antes parecían yermos.

Como se sabe nuestro patrimonio botánico es único en Europa y una parte importante de dicho patrimonio son los hongos, muy abundantes en Andalucía pero poco conocidos. La variedad de ecosistemas en los que se mezclan encinares, alcornocales, quejigales, pinares, etc., además de un variado sotobosque de denso matorral, hace que al amparo de las escasas pero generalmente intensas lluvias crezcan los hongos por doquier y sobre todo en lugares al alcance de los sevillanos, puesto que la Sierra de Aracena, la Sierra Norte de Sevilla, o los Alcornocales de Cádiz son por estas fechas lugares fantásticos para la recolección de setas.

Los andaluces aunque tarde, hemos descubierto el placer gastronómico de degustar la rica cocina de las setas y pese a que su poder nutritivo es escaso, ( casi el 80% de su contenido es agua) suele ser su aroma y sabor lo que las convierten en un delicioso manjar para los más exquisitos paladares.

En nuestra tierra una de las setas más comunes y apreciadas es la Ammanita cesárea, que recibe este nombre por haber sido la seta preferida de los cesares romanos. Esta codiciada especie es típica de la Sierra de Aracena, donde se la conoce con el nombre de Tana.

De cualquier forma si es usted aficionado a las setas, deber saber que solo hay dos formas de degustarlas. Una en restaurantes especializados y otra recolectándolas en el campo. En el primer caso, salvo rarísimas excepciones, suele estar asegurada la no toxicidad de las mismas, pero en el segundo caso cualquier precaución que tomemos será poca, no debiendo jamás probar ni ingerir ninguna seta sin tener absoluta certeza de que no es tóxica, recolectando solamente las cuatro o cinco especies que conozcamos con seguridad tras habernos asesorado por un autentico experto. Pensemos que cualquier precaución es poca y que desgraciadamente todas las temporadas hay quien padece por desconocimiento o por error los efectos de algunos de los venenos más poderosos que encontramos en la Naturaleza.

Anuncios

~ por camoyan en 7 diciembre 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: